UA-58607816-1
Google+ Google+

¿Necesitas buscar algo en nuestro sitio? ¡Usa a Google!

¡Compartir en WhatsApp!

México VS Brasil

domingo, 19 de marzo de 2017

Adiós a los kilos de más



Adiós a los kilos de más 


Pasquale Cozzolino comió pizza todos los días y perdió más de 45 kilos. ¡Mamma mia!

El problema
Me mudé a Nueva York desde Italia en 2011. Mi objetivo era abrir un restaurante con un amigo, pero primero necesitaba conocer la comida estadounidense, así que comencé a comer 10 u 11 veces por día y dejé de hacer ejercicio. Mis dos años de “investigación” resultaron en 63 kilos extra, colesterol y presión sanguínea elevados, dolor de rodilla, de espalda y sarpullidos. Mi doctor me advirtió que mi condición física y estilo de vida como chef podrían convertirse en un grave problema.

La llamada de atención 
Durante un viaje de vuelta a Nápoles en 2015, mis amigos y yo fuimos a la playa. No me quité la camiseta. Me sentía como un gran pedazo de carne. La experiencia fue tan vergonzosa, que cuando regresé a Nueva York escribí un objetivo para el nuevo año: perder peso.



La comida 
Comía pizza cinco o seis veces por día en el trabajo. ¡Es mi empleo! Aún consumo una pizza margarita durante el almuerzo en Ribalta, pero inicio mi día con alimentos que me permiten mantener mi compromiso con mi plan de nutrición. El desayuno es fruta, cereal, huevos, yogur y jugo de naranja. La cena es salmón con calabacín o brócoli a la parrilla. Después de cambiar mi forma de comer, ya no me resultaba tóxico pasar todo el día rodeado de productos alimenticios.

TEMAS AFINES, CHELOS:


El fitness
Solía pensar que no tenía suficiente energía para ejercitarme. Ahora sé que al hacerlo gano vigor. Despierto a las 6:30 de la mañana tres veces por semana para practicar kickboxing en el gimnasio antes del desayuno. Mi descanso para comer suele ser mi tiempo para correr. Incluso encontré un grupo de italianos que también trabaja en la industria restaurantera para jugar futbol por diversión y salud.

La recompensa
Tengo mucho más energía. Mi humor general es más positivo. Mis amigos, familia y compañeros de trabajo me dicen que luzco muy bien. Ya no me siento avergonzado de mi aspecto. Ahora, cuando voy a la playa tengo la confianza para quitarme la camiseta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario